Rico y Ortega, Martín

Español..................................................................................................................................Realista, Impresionista

El Escorial, Madrid, 12 de noviembre de 1833  - Venecia, Italia, 13 de abril de 1908

Creció en una familia de artistas y estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, siendo su maestro Jenaro Pérez Villaamil. También fue discípulo de su hermano Bernardo (1825-1894), calcógrafo, con quien colaboró como dibujante y grabador, llegando a director artístico de La Ilustración Española y Americana.

En 1854 comenzaron sus viajes por Europa: París, Suiza, Inglaterra e Italia.

Martín Rico y Ortega

Tras su etapa de formación en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, el pintor se traslada a Asturias para pintar la basílica de Covadonga (1856), y posteriormente a otros lugares de España, como Sierra Nevada (1857) y Sierra de Guadarrama (1858).

Retrato de Martín Rico y Ortega por Joaquín Sorolla

En 1862 va pensionado a París con Raimundo de Madrazo y viaja a Suiza donde conoce a  Alexandre Calame. Tras Suiza se traslada a Inglaterra para estudiar la pintura de Turner y David Roberts. Tras el viaje a Inglaterra recala en Francia donde estudia los paisajes fluviales de la Escuela de Barbizón y Daubigny que le influiría en sus pinturas realizadas en torno a los ríos Sena, Marne y Oise.

Durante la Guerra franco-prusiana (1870-1871) vuelve a España y en 1871 vive en Granada con el pintor Mariano Fortuny al que ya había conocido en Francia en 1866. La admiración que tiene el pintor se ve reflejada en las numerosas pinturas y acuarelas que realiza de los monumentos de la ciudad.

En 1872 se traslada a París realizando numerosos viajes a partir del año siguiente a Italia (Nápoles, Roma, Verona, etc.). Durante su estancia en Francia se traslada a diversos puntos de la geografía francesa como la Costa Azul o Chartres. Solapada con su estancia en Francia en 1873 dentro de sus viajes a Italia el artista conoce Venecia. La ciudad del Véneto ejerce un profunda admiración en el pintor que la ve como un gran taller al aire libre. Su estilo luminoso, colorido, reflejo y pincelado precisa y preciosista le hace ganarse a la crítica y consigue gran éxito, sobre todo en Estados Unidos, donde va a parar la mayor parte de sus últimas obras.

Martín Rico jugando al ajedrez (detalle)

Entre 1872 y 1875 el pintor se centra en retratar la ciudad de Sevilla. En 1875 inició sus campañas en Toledo que durarán hasta 1893 si bien durante las mismas se traslada a otros puntos como Madrid o El Escorial para realizar lienzos sobre las mismas.

En 1878 recibe la Legión de Honor por su contribución a la Exposición Universal de París de 1878.

En 1907 se publicó su libro de memorias: “Recuerdos de mi vida”, dedicado a su amigo madrileño, el paisajista Aureliano de Beruete.

A lo largo de su obra se aprecia una evolución desde el Realismo a un cierto Impresionismo. Las influencias de Turner y Ruysdael le llevaron a pintar paisajes cada vez más humanizados. Su relación con Mariano Fortuny profundizó ese cambio hacia pinturas más luminosas e Impresionistas. Una de sus obras más conocidas es “Lavanderas de La Varenne”.

Muerto en Venecia, fue enterrado en el Cimitero di San Michele.