Seurat, Georges-Pierre

Francés

París, 2 de diciembre de 1859 - †París, 29 de marzo de 1891

Su padre Antoine-Chrisostome pasaba la mayor parte de su tiempo en una casita de campo en Raincy, y su madre Ernestine Faivre llevó a Georges y sus hermanos a París. Seurat comenzó a dibujar a temprana edad y en 1875 tomó un curso con el escultor Justin Lequien. Dos años más tarde, se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, donde estudió con Henri Lehmann. Permaneció en la escuela durante dos años, y durante ese tiempo descubrió un libro titulado “Essai sur les signes inconditionnels de l'art” (Ensayo sobre los Signos Inequívocos del Arte) por Humbert de Superville. Este descubrimiento de la relación entre líneas e imágenes llegó a ser la inspiración para toda la carrera de Seurat. Lee también los tratados de Eugène Chevreul (1839), Charles Blanc (1865) y Odgen Rood (1879).

Retrato de Seurat

Seurat dejó la Escuela de Bellas Artes en 1879 para realizar su servicio militar en Brest. Mientras estuvo en Brest dibujó escenas de las playas y el mar. Volvió a París al año siguiente y estudió otra vez con Lehmann. Sin embargo, el estilo de Seurat era poco convencional, y pronto rompió con la escuela. En ese tiempo Seurat compartió un estudio con otro pintor, Edmond-Francois Aman-Jean, y en 1881, los dos viajaron a la isla de La Grande Jatte. Aquí Seurat recibió la inspiración para muchos de sus trabajos futuros. Alrededor de 1882 pinta “En los bosques de Pontaubert”. La obra aparece ligada todavía al naturalismo Impresionista, pero ya se vislumbran los gérmenes del Puntillismo. La primera exposición oficial de Seurat en el Salón de París ocurrió en 1883, pero el año siguiente su pintura "Une Baignade, Asnieres"  fue rechazada por el jurado. Por consiguiente, Seurat expuso con el recién fundado Grupo de Artistas Independientes, que promovían el desarrollo del arte moderno. En esta ocasión conoce a Paul Signac, con quien comparte intereses y búsqueda.

En 1885, gracias a Durand-Ruel, Seurat participa en la Exposición internacional de Nueva York, donde expone nuevamente “Une baignade”. Durante el año siguiente Seurat trabajó sobre una pintura inmensa titulada "Un dimanche après-midi à l'île de la Grande Jatte". La pintura final fue precedida por más de 200 dibujos y estudios al óleo. Completó el trabajo casi del tamaño de un mural en 1886, y este fue exhibido con gran interés en una muestra de arte Impresionista desde el 15 de mayo hasta el 15 de junio. El impacto de la obra es tal, que suscita el interés de otros artistas, entre ellos Camille Pissarro. Con él y con Signac expone en Nantes.

George-Pierre Seurat

En 1887 Seurat comenzó a trabajar en su última gran composición titulada "Les Poseuses". Lo completó el año siguiente junto con otro trabajo titulado "La Parade”. Durante 1888 y 1889, Seurat expuso sus pinturas en la exposición de los Veinte (XX) en Bruselas y en el Salón de los Independientes en París. El año siguiente se instala a pintar en Port-en-Bessin, en Normandía, donde ejecuta algunas marinas. Durante este tiempo, Seurat vivió con su amante, Madeleine Knobloch, y el 16 de febrero de 1890 tuvieron un hijo, Pierre-Georges Seurat.

En el mismo periodo, Seurat entra en contacto con el crítico Charles Henry, que lo introduce en el movimiento simbolista. De él adopta la teoría de la dinámica de las líneas (1889).

En 1890, Seurat comenzó a trabajar en la que sería su última pintura "Le Cirque". Aunque la pintura estaba incompleta, Seurat la expuso en el Salón de los Independientes. Mientras Seurat ayudaba a organizar la exposición, se enfermó debido al agotamiento. Antes de que terminara la exposición murió a la edad de 31 años.

En total, Seurat completó siete pinturas principales, 40 pinturas más pequeñas o bosquejos y aproximadamente 500 dibujos. La técnica de Puntillismo, en la que los pequeños puntos de color son agrupados para crear un trabajo vibrante, que Seurat introdujo, fue adoptada por sus seguidores, los Neo-impresionistas. En 1899 Signac le dedica la saga «D'Eugène Delacroix au néo-impressionnisme».