Simmons, Edward Emerson

Estadounidense..........................................................................................................................Escritor e Impresionista

Concord, Massachusetts, 27 de octubre de 1852 - Baltimore, Maryland, 17 de noviembre de 1931

Nació en una antigua pero empobrecida familia de New England. Su padre, George Frederick Simmons, un ministro Unitario, murió cuando Simmons tenía tres años. La madre de Simmons, Mary Emerson Ripley, era prima del filósofo y escritor Ralph Waldo Emerson, que era un vecino de Concord. A través de los años, el salón de su casa familiar se pareció al centro de un espectáculo de historia americana.  Él recordaba viendo en su casa a Emerson, Charles Sumner, senador anterior de Massachusetts, conocido por su posición de anti-esclavitud, John Brown, Thoreau, Nathaniel Hawthorne y el pintor Charles H. Davis.  

Edward Emerson Simmons

Cuando su padre murió la familia quedó en la pobreza y Simmons fue criado en Concord's Old Manse por su madre, su abuela y su abuelo. Durante años a Simmons le gustó escuchar a Ralph Waldo Emerson contando historias que le dieron "el libro sagrado de su memoria", como dice Simmons en su autobiografía. Merced a su firme educación en Nueva Inglaterra, el único solaz que Simmons encontró fue a través del arte, la literatura y el canto.  El artista entró a Harvard en 1870 y encontró la academia estimulante. En la Universidad de Harvard, Simmons desarrolló sus intereses en el arte y la escritura. Como miembro del Hasty Puddings Club, Simmons llegó a ser fundador del Harvard Crimson (entonces llamado el Magenta) y fue secretario del Harvard Art Club. Después de la graduación, en 1874, Simmons consideró la idea de hacerse arquitecto en Nueva York pero fue disuadido. Cargando un arma para protección, viajó sólo a Cincinnati y conoció al famoso maestro pintor Frank Duveneck, que le convenció de ir a Europa y volverse pintor. 

En 1875 Ralph Waldo Emerson le escribió una carta de recomendación que le brindó un trabajo como crítico de teatro para el "Chronicle” de San Francisco y un puesto de profesor por 75 dólares mensuales en la Strawberry Valley School,  donde conoció a Childe Hassam y juntos visitaron el estudio de Xavier Martinez. Socializó con los pintores William Keith y Thomas Hill y disfrutó de California hasta que un amigo íntimo fue baleado en una calle de la ciudad; entonces volvió a Boston para estudiar en el Instituto de Tecnología.

Caricatura de Edward Simmons por C.Y. Turner

En 1879 conoció al pintor William Rimmer, que convenció a Simmons que estudiara en la Escuela del Museo de Boston con Frank Crowninshield, quien le enseñó a dibujar antes de que fuera a Francia. Ya determinado a hacerse pintor, Simmons fue a París y se matriculó en la  Académie Julian, una escuela popular entre los artistas americanos. Inicialmente, su situación parecía desesperada, con Boulanger aconsejándole que se hiciera zapatero. Pero la estimación del maestro académico era evidentemente incorrecta, pues en la primavera del año siguiente, estaba estudiando con Boulanger y Lefebvre en  la Ecole des Beaux-Arts y fue inspirado por su amistad con James Abbott Whistler. Empezó a exhibir pinturas en el Salón (1881-89) Sus primeras imágenes de la idealizada vida del campesino europeo encontraron algún éxito crítico cuando las exhibió en París, Londres y Boston.

En 1883 Simmons se casó con la pintora y novelista Vesta Schallenberger, y tuvieron dos hijos. Desde 1881 a 1886 se establecieron en Concarneau, en la costa de Francia y él se volvió uno de los miembros más prominentes de una floreciente colonia de artistas. Allí pintó temas de figuras al aire libre. Mientras estaba en Concarneau, Simmons conoció a  Willard Metcalf y a Theodore Robinson. En 1886 él y su familia se mudaron a St. Ives en la costa de Cornwall, Inglaterra, donde la mayoría de los artistas eran americanos y Simmons fue el más respetado entre ellos. Allí hizo una serie de pinturas marinas que siguen siendo sus pinturas de caballete más conocidas. Otros motivos eran figuras de campesinos y paisajes. Pasaron allí cinco años, donde fue fundador de otra importante colonia de arte. Los veranos los pasaban en Denis, Montreuil y Grez, Francia; Stuttgart, Alemania; y en el Bosque de Fontainebleau fuera de París.

Simmons volvió a América en 1891 para trabajar en un par de vitrales para el Harvard's Memorial Hall, un encargo de su curso de la universidad. Ese mismo año realizó la decoración con "Las nueve musas" en la Biblioteca del Congreso Thomas Jefferson Building, Washington, D.C., que se muestran en este sitio. Después de crear decoraciones murales para la World’s Columbian Exposition de 1893 en Chicago, decidió consagrarse a la pintura de murales, prefiriendo el medio público sobre la pintura de caballete por su mayor exposición, impacto y durabilidad. Recibió comisiones para proyectos en nuevos edificios importantes durante las siguientes dos décadas, desde Boston hasta California.

Rockwood Hoar, Frank Barrett, Edward Emerson Simmons y Henry Minot Pratt, h. 1874

Irónicamente, Simmons es mas recordado hoy por su asociación con el grupo de artistas  independientes conocido como 'Ten American Painters', del que fue invitado a hacerse miembro por su amigo Hassam cuando el grupo se formó en 1898. Los Diez, como era conocido, conformado por pintores simpatizantes del Impresionismo, que daba énfasis a asuntos modernos, cotidianos, pintados en los colores luminosos de campo con pinceladas distintas, rápidamente aplicadas. Como otros miembros del grupo, Simmons pintó ocasionalmente imágenes al aire libre de miembros de la familia y amigos descansando en resorts de Nueva Inglaterra; también pintó paisajes costeros, vistas urbanas y obras de figuras en interiores. Sin embargo, sólo expuso rara vez con los Diez y prefirió pintar murales. Fue por estos proyectos en edificios estatales, palacios de justicia y otros espacios públicos que Simmons fue honrado por sus contemporáneos. Como resultado permanece hoy como el menos conocido de los artistas que formaron Los Diez.

El 17 de diciembre de 1897, cuando los miembros de los Diez decidieron su renuncia formal a la Sociedad de Artistas americanos, Simmons (ahora de cuarenta y cinco años) ya se había colocado por encima de ellos por sus pinturas murales, por lo que uno podría preguntarse por su motivación para unirse a una compañía de rebeldes. Preparó para los Diez la primera exhibición en marzo de 1898, y en la sala de Durand-Ruel sometió un retrato y un “estudio”.

Simmons tomó parte en veintisiete de las treinta y ocho exhibiciones subsecuentes de los Diez, entre 1900 y 1919. Finalmente, en 1915, en la Panama-Pacific International Exposition en San Francisco, Simmons intentó ejecutar sus figuras alegóricas en una técnica Impresionista.
Hay una versión que dice que en 1900 murió su esposa y otra que afirma que en 1903 se divorció de su primera esposa y se casó con Alice Ralston Morton, que dio a luz a su hijo en 1904. 

Simmons publicó en 1922 su autobiografía “From seven to seventy”, en la que refiere su viaje al oeste, donde se encontró cara a cara con estafadores y borrachos llevando pistolas; en ella incluyó una descripción vívida de San Francisco antes del terremoto e incendio de 1906.  Edward Emerson Simmons fue un artista multi-talentoso cuyo trabajo abarcó marinas y pintura de figuras, murales alegóricos y diseño de vitrales.