Spadini, Armando

Italiano.......................................................................................................................................................................... Impresionista - Expresionista -

Poggio a Cajano, Florencia, 29 de julio de 1883  - Roma, 31 de marzo de 1925

Nació en Florencia en via della Chiesa N° 51, en el quartiere di San Frediano. Después de cuatro años de aprendizaje en la fábrica de terracota y mayólica artística de Jafet Torelli, se matriculó en la escuela profesional de Santa Croce, sección de Decoración, en Florencia. Aquí se quedó por tres años.

Autorretrato de Armando Spadini - 1917

Independientemente del consejo de los profesores a quienes les hubiera gustado que fuera ceramista, Spadini asistió a partir de 1900 a la Escuela Libre del Desnudo de  la Academia de Bellas Artes de Florencia, donde fue alumno de Adolfo De Carolas, y también siguió cursos de decoración en cerámica. Allí conoció a Ardengo Soffici. En 1901 participó en la competencia lanzada por Alinari para ilustrar dos canciones de la Divina Comedia.  Conquistó el segundo lugar detrás de Alberto Zardo. Gracias a Adolfo De Carolis, dueño de la cátedra de Ornato en la Academia de Bellas Artes, se puso en contacto con Papini, Prezzolini y Cecchi. Introducido como ilustrador en la revista simbolista Leonardo en 1902, un compromiso que ni siquiera el servicio militar (1904-'05) logró limitar. A finales de 1905 diseñó la portada de "Il Crepuscolo dei Filosofi" para Papini. Participó en la 59ª Esposizione Annuale della Società delle Belle Arti di Firenze en 1906.

La participación en 1907 en el concurso para el pensionado artístico nacional no le trajo la victoria. Sin embargo, recibió un premio en efectivo que usó para su matrimonio con Pasqualina Cervone, una estudiante de Giovanni Fattori en la Academia de Bellas Artes. Aquí usó a su esposa como modelo para una serie de retratos importantes. Recordamos "La Fidanzata", 1906, "Retrato de su esposa en un vestido de novia", 1908, "Durmiente", 1909 y finalmente los dos lienzos de "Moisés" donde cada mujer es Pasqualina retratada en diferentes posiciones. La participación en la misma competencia tres años después y su victoria le permitió establecerse en Roma en 1910 y dedicó sus energías a retratos y vistas de la ciudad que se convirtió en su residencia hasta su muerte. En 1911, gracias al nombramiento de su amigo Cecchi como editor de La Tribuna, Spadini logró ingresar al mundo artístico romano encabezado por Caffè Aragno.

Su participación en la Esposizione Internazionale della Secessione comenzó con la primera en 1913 y continuó en ediciones posteriores, con una de sus obras adquiridas por el Ayuntamiento de Roma en la cuarta (1916). Pasó por un período difícil después de la Primera Guerra Mundial y fue atacado como conservador en la revista Valori Plastici. Era famoso por el  temperamento fogoso y testarudo. A raíz de la polémica con otros artistas, trabajó para un pequeño círculo de admiradores, y para lo que produjo alrededor de quinientas obras que fueron prácticamente ignoradas por la crítica y el público. Siempre gracias a Cecchi conoció al senador Olindo Malagodi. Esto será más que un simple coleccionista, garantizándole un vitalicio de tres mil liras al mes a cambio de parte de la producción artística. Esto permitirá que el artista florentino se recupere de las muchas dificultades económicas, incluido el abandono de la cátedra ganada en la década de 1920 en el Instituto de Bellas Artes de Florencia, debido a la intolerancia de las normas de la institución. En 1922 expuso tres pinturas en la Primavera Fiorentina ("Ritratto di bambina", "Paese" y "Bovi nella stalla") junto con el grupo de Valori plastici (Carlo Carrà, De Chirico, Giorgio Morandi, etc.). Al año siguiente participó en la Exposición Italiana de Bellas Artes en Buenos Aires.

En 1924 la Bienal de Venecia dedicó una sala exclusivamente a la obra de Spadini en la XIV Esposizione Internazionale d'Arte della Città di Venecia, lo que marcó el final de la hostilidad y el éxito definitivo de su pintura. Su participación en la Bienal de Venecia recogió un éxito extraordinario tanto que la crítica casi unánimemente lo designa como el mayor pintor italiano después de Tiepolo. En el mismo período, Spadini ofreció su colaboración para el primer número de la revista Galleria (suplemento del "Corriere Italiano"). Soffici, quien era su director, eligió un diseño de Spadini para la portada y publicó una entrevista con el pintor sobre el tema de "mujeres hermosas". Fue un pintor italiano gran exponente del Impresionismo y Expresionismo florentinos del siglo XX.  Armando Spadini murió a causa de una nefritis a los 41 años de edad en pleno apogeo de su tardía gloria. Está enterrado en el cementerio de Poggio a Caiano.