Tommasi, Lodovico

Italiano................................................................................................................................................................................Violinista virtuoso - Macchiaiolo

Livorno, 16 de julio de 1866  - Florencia, 1941

Hermano de Angiolo y primo de Adolfo Tommasi, la carrera artística de Lodovico Tommasi, el más joven de la familia Tommasi, es completamente diferente de la de aquellos. Lodovico no recibió ninguna formación formal. Sin embargo, desde una temprana edad mostró tal verdadera pasión por la música, que sus padres, que se habían mudado a la Casaccia en Bellariva, lo inscribieron en el Conservatorio de Música de Florencia, donde  estudió con el violinista Ettore Martini y se graduó en la década de 1880.

Lodovico Tommasi

Al mismo tiempo, la presencia del pintor Silvestro Lega en la casa de Tommasi como profesor y entrenador de Angiolo persuadió a Lodovico, de 16 años de edad, en 1882, a asistir a las clases del gran maestro, inculcándosele una pasión por este género de arte. Lodovico fue un pintor autodidacta; nunca tuvo clases formales y se acercó a la pintura de aire libre bajo Lega, sin haber hecho ningún dibujo.

Retrato de Lodovico Tommasi, por Silvestro Lega

Como artista autodidacta, por lo tanto, su actividad pictórica comenzó de manera silenciosa y, al menos inicialmente, careció de honores y reconocimiento. Talentoso violinista y experto pintor, hizo su debut en la Promotrice fiorentina de 1884 con un 'Studio dal vero', mostrando la fuerte huella naturalista de su formación. Por ejemplo, en 1886 en la Prima Esposizione di Belle Arti di Livorno expuso la famosa vista 'La Bellariva sull'Arno' en Florencia.

A finales de los años ochenta fue reclutado en el ejército y estacionado en Milán, donde pasó su tiempo libre dibujando, refinando su propia técnica de dibujo que se convertiría en su favorita. Una vez que completó su servicio militar, regresó a Florencia. En estos años, el dibujo de Tommasi alcanzó la madurez técnica, como se desprende de su trabajo titulado "La chiesina di S. Prugnano".

Alrededor de 1895, junto con su hermano Angiolo y los pintores Fanelli, Pagni y Plinio Nomellini, comenzó a ir a Torre del Lago en el círculo artístico del Club La Boheme, vinculado al compositor lírico Giacomo Puccini, a quien visitaba con frecuencia y de quien se hizo amigo íntimo. A diferencia de su hermano, comienza a separarse de la pintura Post-Macchiaiola para acercarse al Divisionismo. Muy apegado a Plinio Nomellini, comenzó a ganar éxitos en las exposiciones italianas y europeas más importantes. Lodovico comenzó a adoptar un lenguaje más relajado, desconectado de los tecnicismos y con una mirada también al divisionismo mediado por la lección de Nomellini.

Retrato de Lodovico Tommasi con su violín, por Mario Borgiotti - 1936

Y es precisamente en estos años que Tommasi comienza a obtener varios éxitos de la crítica y el público. Participa regularmente en exposiciones italianas y europeas, siempre en busca de nuevas soluciones y manteniendo su investigación luminista constantemente viva. El color brillante y la poderosa luz de los paisajes italianos se convierten absolutamente en el protagonista de sus obras de principios del siglo XX.

En 1904 expuso sus obras en el Palazzo Corsini en Florencia con el grupo 'Secesionistas', y en 1905 adornó las salas de la Exposición de Arte de la Toscana en Florencia, junto con Galileo Chini, Costetti, Ghiglia y De Carolas, y continuó su investigación en campos tonales y lumínicos. En 1906 se unió al grupo llamado 'Giovine Etruria' junto con Nomellini y participó en la Exposición Nacional de Arte en Milán. Poco a poco, abandona la investigación puntillista para llegar a un vitalismo abrumador que también caracteriza su regreso al naturalismo. De esta manera, pretende, dentro de la Giovane Etruria, hacer reconocida la pintura toscana post-Macchiaiola, no solo como una mera imitación y repetición, sino como un lenguaje con un valor propio.

En la Exposición Internacional de Roma de 1911, Lodovico Tommasi presentó “Bambini al sole”, La vigna”, “In cera di bridole”. En 1912, con su amigo Carlo Raffaelli, estableció la Escuela Libre de Grabado en la Academia de Bellas Artes de Florencia.Con la intención de devolver el peso correcto a la cultura naturalista toscana, Lodovico Tommasi participa en la Exposición de la Secesión romana de 1913 con el grupo Giovane Etruria, exponiendo “Siesta”, “Bigherinaie” y “Vecchio cancello a Fiesole”. Aquí, el diseño parece ser sintáctico y rápido, y los tonos son variados y brillantes, como en las pinturas de 1927: “Donna di profílo”, “Cavolo”, “Donne che cuciono”. Posteriormente se interesó por la gráfica, especializándose en el grabado. En la década de 1920 viajó a Rumania.

Solo en la década de 1930 nos centraremos más en la presencia humana y sus volúmenes. Son ejemplos de esta última fase, “Una bimba”, expuesta en Florencia en 1930 y “Scena familiare” presentada en la Cuadrienal de Roma en 1931.  Al igual que su hermano y su primo, Lodovico Tommasi se forma inevitablemente a partir de Silvestro Lega. Reinterpreta la intensidad leghiana con una tonalidad delicada ya enriquecida por una profunda investigación luminística. Los temas, sin embargo, siguen siendo los de la campiña toscana con sus protagonistas seculares: agricultores, lavanderas, costureras.