Turner, Helen Maria

Estadounidense

Louisville, Kentucky, 13 de noviembre de 1858 - New Orleans, 31 de enero de 1958

Su padre Mortimer Turner era un próspero comerciante de carbón de Alexandrea, Louisiana, su madre, Helen María Davidson era hija de un renombrado doctor de New Orleans y nieta de John Pintard, fundador de la New York Historical Society, 1804 y de la American Academy of Fine Arts, 1816. Helen Turner, creció en Nuevo Orleans y Alexandria. La Guerra Civil descargó estrago en el próspero negocio de carbón de su padre en Louisiana y llevó a la muerte de su hermano mayor. La destrucción de la casa familiar y la muerte de su madre en 1865 obligaron a Helen a irse a vivir a Nueva Orleans con un tío que estaba reagrupando a su propia familia allí.

Vieja de Chinatown

Posiblemente inspirada por las aspiraciones artísticas de su tío, estudió primero en la New Orleans Art Union en 1880. Después de las lecciones de arte en St. Mary’s Institute en Dallas, se trasladó a Nueva York en 1895, donde estudió y enseñó arte en el Teachers College, Universidad de Columbia, y después estudió con Kenyon Cox y Douglas Volk en la Art Students League durante cuatro años, desde 1896 a 1899.  Luego se matriculó en la Women's Art School de Cooper Union y continuó estudiando retrato con Volk por un total de cuatro años.

La necesidad de establecer su seguridad financiera llevó a Turner a matricularse en el Fine Arts Department en Teachers College, donde se ganó un puesto como instructor temporal en base a la calidad del trabajo exhibido. Durante su estancia completó un curso de dos años en "Trabajo de Arte Normal" y a la edad de cuarenta y cuatro años continuó con clases avanzadas durante dos años más. De 1902 a 1919 Turner se mantuvo económicamente en Nueva York enseñando ilustración de moda en la YWCA, y después de 1907 pasó veranos pintando en Cragsmoor, una popular colonia de arte de Nueva York, donde más tarde construyó una casa de verano. También estudió en las clases de verano de William Merritt Chase en Italia en 1904, 1905 y 1911.

Turner recibió aclamación de la crítica por su estilo innovador y las pinturas bellamente presentadas. En 1906 se convirtió en una participante activa y figura importante en la Cragsmoor Art Colony, localizada en Shawangunk Mountains en Ulster County, Nueva York. Durante treinta años pasó sus veranos en Cragsmoor y la mayoría de sus inviernos en Nuevo Orleans donde mantuvo una casa y estudio. En Nueva Orleans tenía fuertes lazos de familia y muchos amigos de toda la vida.

Está considerada por muchos estudiosos entre las artistas más importantes del país. Fue elegida en 1913 socio de la National Academy of Design y en 1921 Académico de la National Academy of Design. También era miembro de la New York Watercolor Club, National Association of Portrait Painters, National Arts Club, American Federation of Arts, American Artists Professional League, Southern States Art League y otros más.

Turner expuso y ganó numerosos premios por sus trabajos, los que incluyen: premio Elling por paisaje, New York Woman's Art Club, 1912; premio Agar, National Association of Woman Painters and sculptors; Shaw memorial prize, National Academy of Design, 1913; Altman prize ($500), National Academy of Design, 1921; segundo premio ($400), National Art Club, 1922; medalla de oro ($300) National Art Club, 1927; premio Maynard, National Academy of Design, 1927; Macbeth Gallery; Grand Central Art Galleries (de la que fue miembro fundadora) y muchos otros.

Fue honrada en 1926 con una exposición personal que viajó a seis ciudades. En 1949, el New Orleans Museum of Art organizó una exhibición especial del trabajo de Turner, pero con el enfoque de post-guerra en los nuevos estilos de pintura abstracta, las obras Impresionistas post-impresionistas habían perdido partidarios.

Uno de los momentos culminantes de su carrera fue su participación en la que era en ese momento un acontecimiento culminante: la exposición de todas las mujeres viajeras titulado "Seis Mujeres americanas" con Mary Cassatt, Johanna Hailman, Jane Peterson, Martha Walter y Alice Schille, organizada por el Museo de la Ciudad de St. Louis. Turner lamentó que no se hubieran incluido hombres en la muestra.

Helen Turner nunca se casó. Vivió con su fiel hermana Lettie, (una dotada artista) durante toda su vida. Los trabajos de Turner pueden encontrarse en numerosas importantes colecciones públicas y privadas en Estados Unidos. Helen María Turner murió poco menos de un año antes de cumplir los cien años.

Aunque inicialmente se dedicó a pintar paisajes y produjo muchos retratos encargados a lo largo de su carrera, el tema preferido de Turner era el de mujeres solas en escenas domésticas íntimas, pintadas en un estilo Impresionista modificado. Como la mayoría de los pintores americanos del periodo que fueron  influenciados por los Impresionistas franceses como Claude Monet, Turner no adoptó totalmente la pincelada suelta del estilo y las formas vagas. En cambio, ella combinó la práctica Impresionista de construir modelos y formas con golpes de puro color, con un dibujo más realista de las figuras y los espacios.

Turner permaneció totalmente olvidada después de su muerte, hasta que en 1983 una exposición retrospectiva en la Cragsmoor Free Library restauró su reputación.