Visconti, Eliseu

Italiano

Giffoni Valle Piana, Salerno, 30 de julio de 1866 - Río de Janeiro, Brasil, 15 de octubre de 1944

Eliseo d’Angelo Visconti era hijo de Gabriel d’Angelo y de Christina Visconti, y habría emigrado a Brasil en 1873, aunque Federico Barata, su principal biógrafo, asegura que llegó de un año. Habría sido llevado por la influencia de Doña Francisca de Souza Monteiro de Barros, la Baronesa de Guararema, estudiante de pintura de Vitor Meireles, que se convirtió en gran incentivadora y protectora del niño. En Italia, la Baronesa convence a la familia de Eliseo para que le permitan viajar a Brasil junto con su hermana Marianella y donde ya se encontraban sus hermanos Alfonso y Anunciata. Eliseu Visconti se hospeda inicialmente en la Hacienda São Luiz, en Além Paraíba, de propiedad del Barón de Guararema.

Retrato de Visconti

El joven llega al Distrito de Andaraí de Río de Janeiro, y estudia música en el Club Mozart. El precoz talento para las artes plásticas prevaleció después que la Baronesa vio uno de sus diseños, que representaba la figura de un campesino romano. Fue suficiente para que por consejo de su protectora, dejara de asistir a clases de música, que ya no le agradaban, y abrazara el estudio de dibujo y pintura.

En 1883, el poeta Otaviano Hudson, amigo de la familia de Eliseo Visconti, le dio una carta de presentación para inscribirse en el Liceu Imperial de Artes e Oficios de Río de Janeiro. Su trabajo en la escuela, aparte de valerle numerosas medallas, atrajo la atención de colegas y maestros, entre ellos Vitor Meireles, José Maria de Medeiros, Stephen Roberto da Silva y José Pedro Peres.

Sin salir de la escuela, entra en la Academia Imperial de Bellas Artes de Río de Janeiro en 1885, impulsado por el Emperador Pedro II que había visto un año antes, en una de sus visitas a la escuela, una escultura de Visconti titulada “As romãs”. En la Academia tuvo nuevamente como profesores a Vitor Meireles y José Maria de Medeiros, además de Zeferino da Costa, Henrique Bernardelli y Rodolfo Amoedo.

Durante su estancia en la Academia (donde recibió la medalla de oro en 1888), luego de la proclamación de la República en 1889, tomó parte activa en movimientos que apuntaron a la renovación de los métodos de enseñanza, entre otros aquellos que crearon el Ateliê Livre, con la ayuda de João Zeferino de Costa, Rodolfo Amoêdo, Henrique y Rodolpho Bernardelli. La madurez adquirida en la Academia se puede observar en el paisaje "Mamoeiro", con que el artista gana en 1890 la medalla de oro en pintura. En 1892 se organizó el primer concurso de la República, que tenía como premio la adjudicación de una beca de estudios en Europa. Eliseu Visconti participa y gana el concurso, siendo el primer pensionado de la República por la Escuela Nacional de Bellas Artes. Entra en la École de Beaux-Arts de París el año siguiente, donde obtiene excelente calificación en el examen de admisión (logra el séptimo lugar entre los 84 finalistas de entre 321 postulantes). También asiste a la Académie Julian, donde es alumno de Ferrier y Bouguereau y  posteriormente, luego de retirarse de la École ingresa a la Escuela Guérin de Artes Decorativas, donde es su maestro Eugene Grasset,  considerado una de las más destacadas expresiones del Art Nouveau.

En 1895 viajó a Madrid donde copió en el Museo del Prado diversos cuadros de pintores españoles, especialmente de Velásquez. Se le ve en las salas de las escuelas de la Compañía Nacional de Arte y en la Sociedad de  Artistas franceses. Como consecuencia de su período de formación en Francia, Visconti modificó su pintura, tanto en temas como en la técnica, a raíz de los movimientos contemporáneos del simbolismo, el Impresionismo y el art nouveau. Esta modificación, sin embargo, no significó una ruptura con la tradición.

Aprovechándose del ambiente que lo rodeaba, aparecen sus primeras obras con reflejos del Impresionismo, como “Primavera”, de 1895, y principalmente “Os Patinhos”, de 1897. Mantuvo inclusive contacto personal con Paul Gauguin. Presenta a la Exposición Universal de 1900 las telas "Gioventú" y "Oréadas", por las que recibe una medalla de plata.

Después  de la Exposición Universal de 1900 retorna al Brasil, dejando en Paris a la joven francesa Louise Palombe, compañera desde 1898 y con quien estaría casado por el resto de su vida. Louise se convertirá en figura señera e inspiradora de la obra de Visconti. De regreso en Brasil, Visconti lleva a cabo exhibiciones importantes en Río de Janeiro y São Paulo, y obtiene la primera clasificación en un concurso para la fabricación de sellos postales para la Casa da Moeda brasileña. Estos sellos, conocidos y admirados en todo el mundo, no fueron nunca editados a causa del descriterio del entonces Ministro de Obras Públicas, cuyo nombre omitiremos.

En 1901 nace en Saint Hubert, Francia, la primera hija de Visconti con Louise, Yvonne, quien seria alumna y modelo de su padre en diversas obras, y dedicándose a la pintura las artes decorativas como artista de gran sensibilidad.

Eliseu Visconti

Es el iniciador del Art nouveau en Brasil. Vuelve una vez más a Europa, donde presenta en el Salón de París de 1905 el retrato de la escultora Nicolina Vaz de Assis. Ese mismo año es invitado a llevar a cabo varios trabajos decorativos de pintura para el Teatro Municipal de Río de Janeiro. Trabaja desde su estudio en París. En junio de 1906 es seleccionado para reemplazar a Henrique Bernardelli en la enseñanza de pintura en la Escola Nacional de Belas Artes, sucesora de la antigua Academia Imperial, cargo que ocupará sólo el año siguiente, después de su retorno a Brasil. Entre sus discípulos, durante este periodo como maestro que duró hasta 1913, estuvieron los pintores Marques Junior y Henrique Cavalleiro. Remóntanse a esta época trabajos decorativos que Visconti ejecutó para la Biblioteca Nacional (Río de Janeiro) y la medalla de oro que recibió en la Exposición Internacional de San-Louis (Feria Mundial de San Luis), en 1904, por la tela "Recompensa de São Sebastião". El museo de Bellas Artes de Santiago de Chile adquiere en 1912 una de sus obras, "Sonho Místico" (Sueño Místico). En 1913 Eliseu Visconti vuelve a Europa para llevar a cabo nuevos trabajos en materia decorativa para el "foyer" del Theatro Municipal do Río de Janeiro, y se consagra a ellos hasta  marzo de 1916. Visconti regresa  a Francia en abril de aquel mismo año para juntarse con su familia, y allí permanece hasta 1920, pues tendrá que esperar al fin de la Primera Guerra Mundial para alcanzar tierras brasileñas.

En 1922, con el tríptico "Lar", recibe la Medalla de Honor en la Exposición del Centenario de la Independencia (Río de Janeiro), y lleva a cabo el año siguiente la decoración del vestíbulo del concejo municipal del antiguo distrito federal y, en 1924, el panel acerca de la firma de la primera Constitución Republicana, para el viejo Salón federal, también en Río de Janeiro.

En 1927 inicia su fase de paisajes Impresionistas de Teresópolis, llenos de atmósfera luminosa y transparente, de radiante vibración tropical.

En 1930 inicia la reforma del Teatro Municipal de Río de Janeiro, que dura varios años, trabajo en que lo asisten su hija Yvonne Visconti Cavalleiro, por su yerno Henrique Cavalleiro y por sus discípulos Agenor César de Barros y Martinho de Haro. Las obras concluyen en 1936. Mas tarde, en 1937, convidado por Lucílio de Albuquerque, Director de la Escola Nacional de Belas Artes, Visconti integra la comisión examinadora del concurso para profesor catedrático de Arte Decorativa.

En julio de 1944 Visconti sufre un asalto en su atelier de Av. Mem de Sá. Fue encontrado aturdido, herido en la cabeza y sin  sus partencias, reloj, documentos de identidad y dinero. Había sido atacado por dos delincuentes que se hicieron pasar por vendedores de fruta. Durante dos meses permaneció en agonía, encerrado en una cámara de respiración artificial, pero sorprendentemente, se recuperó por cerca de tres semanas, lúcido, lleno de ideas y planes, inquieto y ávido de nuevas experiencias, sosteniendo que había renacido. Sin embargo tuvo una recaída y falleció a los 78 años de edad.

Es considerado el pintor Impresionista más importante de Brasil.