Wiggins, Guy Carleton

Estadounidense

Brooklyn, Nueva York, 1883 - St. Augustine, Florida, 1962

Siendo niño viajó a Inglaterra donde recibió su primera educación. Guy empezó a pintar a una edad temprana con la instrucción de su padre. Era hijo de Carleton Wiggins, pintor americano en el estilo de Barbizon que estudió con George Inness y admiraba a Anton Mauve y Dwight Tryon. La familia de Wiggins había sido visitante temprano y regular de la Colonia de Old Lyme y hacia 1915 Carlton Wiggins se había establecido permanentemente en Lyme. Estuvo activo en la Lyme Art Association y en la vida social de Old Lyme. La paleta de Carleton Wiggins se había aclarado bajo la influencia del Impresionismo de Old Lyme, pero en general su trabajo permanecía tonal y sus motivos eran verdaderamente pastorales, sus pinturas a menudo con ovejas en un prado.

Retrato de Wiggins

A la inversa, su hijo Guy Wiggins estudió con artistas en la Colonia de Old Lyme que estaban desarrollando su propio estilo de Impresionismo, combinando las tradiciones francesas con las técnicas americanas emergentes. Fue atraído fuertemente por el Impresionismo y permaneció con él mucho después de que fue considerado pasado de moda, y en 1920 él y su familia también decidieron establecerse en Lyme. Permanecieron allí durante los siguientes veinte años, cuando regresaron a Essex.

Antes, después de volver a América en los años 1890, Guy  Wiggins estudió primero arquitectura en el Instituto Politécnico de Brooklyn, y después se cambió a la National Academy of Design, donde estudiaría pintura, primero bajo William Merritt Chase y después bajo Robert Henri. Desarrolló una larga relación de vida con la National Academy.

Wiggins llegó a ser sumamente exitoso al comienzo de su carrera. A la edad de veinte años, era el artista más joven en tener un trabajo en la colección permanente del Metropolitan Museum of Art.  En 1919 fue elegido miembro de la National Academy of Design y ya había empezado a recibir muchos premios, como la prestigiosa Norman Wait Harris Bronze Medal del Art Institute de Chicago en 1917. A lo largo de su vida, su lista de premios continuó creciendo.

Wiggins estaba especialmente ocupado por los años antes de la Primera Guerra Mundial. Trabajó en encargos de sus patrocinadores de Nueva York para escenas pintadas "in situ" en Inglaterra, donde conoció a su esposa. De algún modo todavía encontraba tiempo para estar en Old Lyme  y exponer allí. Además, se involucró con la Connecticut Academy of Fine Arts, que se había establecido en 1910. Ganó premios de la Connecticut Academy of Fine Arts, el Salmagundi Club y el Art Club de Philadelphia. 

Hacia 1920 Wiggins había decidido hacer su casa en una vieja granja en Hamburg Cove, una área encantadora en Lyme Township, sin embargo, todavía pasó tiempo en Nueva York.  Ese año nació su hijo Guy A. Wiggins, quien también se dedicó a la pintura en un estilo muy similar al de su padre.
Algunos dicen que los paisajes de Connecticut son sus mejores obras.

En 1930 Wiggins, aunque todavía aparecía con una dirección de Nueva York en el Anuario de Arte americano, estaba anunciando la "Guy Wiggins Art School: New Haven (invierno); Lyme (verano)".  El artista de Hartford James Goodwin McManus enseñó a menudo en las clases de verano con él en Hamburg Cove.  En 1937, a la edad de cincuenta y cuatro años, Wiggins que se había establecido nuevamente en Essex, trasladó allí su escuela de arte. Entre las ventajas para sus estudiantes, ofrecía invitados tales como George Luks, Bruce Crane, Eugenio Higgins y John Noble. Formó la Essex Painters Society.

Murió mientras estaba de vacaciones en St. Augustine, Florida, y fue enterrado en Old Lyme.
Las personas que lo conocieron hablaban sobre él como "the ebullient Wiggins" (el entusiasta Wiggins). Su talento y su reputación artística superan tanto la de su padre como la de su hijo