Zandomeneghi, Federico

Italiano

Venecia, 2 de junio de 1841 - París, 31 de diciembre de 1917

Hijo del arte (el padre Pietro y el abuelo Luigi fueron ambos escultores de estilo neoclásico), estudia primero en la Accademia di Belle Arti de Venecia y después en la de Milán.
En 1860 parte para unirse a Garibaldi en la impresa dei Mille. En 1862 está en Florencia, donde entra en contacto con los exponentes de la cultura pictórica macchiaiola, entre los cuales están Signorini, Fattori y Lega. El término "Macchiaioli" deriva de la técnica conocida como "macchia", que define la imagen a través de pinceladas de color y de contrastes cromáticos. En 1866 está  de nuevo con Garibaldi para la tercera guerra de independencia. Entre 1866 y 1874 viaja entre Florencia, Venecia y Roma. Sus obras de este periodo reflejan la entonación  realista toscana, fundiendo la técnica de la macchia con el sentido cromático veneciano.

Retrato de Zandomeneghi

En 1874 parte de improviso y sin un programa a París. Es el año del nacimiento del Impresionismo, con la exposición de los "independientes" rechazados en el Salon, en el estudio del fotógrafo Nadar.
En 1878 inicia la actividad de diseñador de moda, luego de los primeros intentos, infructuosos, de entrar en contacto con los marchands parisinos. En  1879 expone por primera vez junto con los Impresionistas.
En 1886 viaja con el pintor impresionista Armand Guillaumin al valle de la Chevreuse, pintando paisajes al aire libre. En 1888 participa en la sección italiana de la Exposición Universal de París. En 1893 expone en la galería de Durand-Ruel, que se transformará en su mercante.
En 1908 participa en la muestra "La comédie humaine" en la galería Georges Petit, junto a Forain, Van Dongen, Raffaëlli. En 1914 la Bienal de Venecia presenta una exposición que no tiene éxito en la crítica moderna.
Murió el 31 de diciembre de 1917, siendo encontrado muerto a los pies de su cama en París. El estudio es desmantelado, sus obras y las de otros artistas (Fattori, Lega, Signorini) son subastadas por poco dinero.
De los tres “italianos de París”, (con De Nittis y Boldini), Zandomeneghi es el que tuvo un nexo más duradero y profundo con el ambiente Impresionista y post-impresionista, participando ininterrumpidamente desde 1879 en todas las muestras del movimiento.
El París de Zandomeneghi no es el París elegante, mundano e internacional celebrado por De Nittis y Boldini, sino que se enmarca en el quartiere bohèmien por excelencia, Monmartre, donde el artista vivía al lado de Toulouse-Lautrec y de su modelo Suzanne Valadon.
Los temas pintados por Zandomeneghi no recrean solo su ambiente cotidiano, sino que testimonian también la gradual aproximación a la poética Impresionista de la pintura en-plein-air, muestra más profunda de los vínculos de amistad con impresionistas como Pissarro y Guillaumin.
Junto a Degas compartía el amor por el diseño, por los valores lineales y por el pastel, lo que se refleja particularmente en sus desnudos femeninos.